LVC Norteamérica declara su apoyo a la movilización de la clase trabajadora el Primero de Mayo frente a COVID -19

La Via Campesina - North America | 04.30.2020

PDF aquí.

El 1 de mayo, las organizaciones miembros de La Vía Campesina-Norteamérica se unen con todos los trabajadores del sistema alimentario en nuestra lucha común contra la explotación, la discriminación y la violencia que muchas y muchos de nosotros padecemos.

Nos tomamos este tiempo para declarar que los derechos de los trabajadores son también los derechos de los campesinos. También afirmamos que el único camino para un sistema alimentario justo y equitativo es hacia la soberanía alimentaria: para que los trabajadores que se ensucian las manos cultivando, cosechando y preparando alimentos, recuperen el control democrático del sistema alimentario.

Los trabajadores del sistema alimentario no tienen el privilegio de quedarse en casa. A la mayoría de nuestros miembros, incluidos los campesinos, trabajadores agrícolas, migrantes y pescadores, tienen que salir a las calles para irse a laborar a sus sitios de trabajo mientras que el resto de los demás pueden quedarse en su casa y trabajar desde su lugar.

En este 1 de mayo, estamos con todas y todos los demás trabajadores del sistema alimentario que están tomando una posición y exigiendo justicia, desde los trabajadores de las tiendas como Whole Foods, hasta los trabajadores de restaurantes en todos los establecimientos que cocinan alimentos para llevar.

Nuestros gobiernos nos llaman esenciales. La verdad es que siempre hemos sido esenciales. Alimentamos a nuestras familias, a nuestras comunidades y a nuestros países. Lo hemos hecho durante esta crisis, lo hicimos antes de la pandemia y lo haremos en el futuro.

Stay in the loop with Food First!

Get our independent analysis, research, and other publications you care about to your inbox for free!

Sign up today!

La verdad también es que durante mucho hemos sido tratados como si fuéramos desechables. Las mujeres en el campo a menudo trabajan con temor a la violencia sexual, mientras que los agricultores familiares no reciben casi nada por su trabajo, ya que las empresas de agronegocios y los minoristas los roban a ciegas. Nuestras semillas, tierras y productos son robados por compañías transnacionales. Nuestros gobiernos se alejan cuando necesitamos que actúen, apoyándose con demasiada frecuencia en aquellos que optaron por destruir la Tierra en lugar de honrarla.

La pandemia de coronavirus ha hecho que la devastación de la naturaleza ya brutal e injusta de nuestro sistema alimentario actual sea más evidente para todos.

Por estas razones, apoyamos a todos los trabajadores que eligido resistir este 1 de mayo, en cualquier forma posible.

Los trabajadores resistirán porque saben que todas y todos merecen un salario digno. También creen que toda persona que cultive alimentos, los coseche o los distribuya debe tener el derecho legal de negociar con sus empleadores. Las trabajadoras se ponen de pie porque nadie debería tener que soportar ninguna forma de violencia sexual. También saben que todas las

personas que no tienen un estatus legal en el lugar donde viven, merecen el derecho de moverse a donde quieran sin temor a ser deportados y en vivir una vida digna, saludable y segura.

Entonces, el 1 de mayo, los grupos miembros de La Vía Campesina-Norteamérica declaran que los derechos esenciales de los trabajadores son derechos de los campesinos.

Hacemos un llamado a todas nuestras organizaciones miembros para que apoyen el llamado a la huelga general el 1 de mayo porque las vidas de las y los trabajadores en todos los sectores de la economía y de sus familias importan más que las ganancias del capital.

Llamamos a todas nuestras organizaciones regionales a abrazar el viejo principio sindical, que ahora se necesita más que nunca, de que ¡Un ataque a uno es un ataque a todos!

Hacemos este llamado a todas y a todos para que este 1 de mayo cuente mientras globalizamos la esperanza y la lucha.

Cover image by Carlos Fernandez (CC BY-NC 2.0).